Buscar
  • Provita Intl

Proyecto Pont Intercultural: colaboración para la integración


Las Naciones Unidas decretaron el primero de octubre como el Día Internacional de las Personas de Edad, en la búsqueda de aumentar el impacto en las sociedades sobre los requerimientos básicos y necesarios para el bienestar de este importante colectivo.

Para el año 2050, habrá en el planeta más personas de más de 60 años de edad que niños, debido al incremento en la esperanza de vida y a la disminución en la tasa de fecundidad global. Estas cifras, plantean un reto impostergable de adaptación, el cual debe ser atendido por cada país, de cara a un mundo con una población compuesta principalmente por personas de edad y velar por su bienestar.

En el caso de Barcelona, los datos indican que las personas de 65 años o más representan el 21,4% de la población, con una esperanza de vida de 83 años y una proyección para el 2030, donde uno de cada tres habitantes tendrá 60 años de edad o más. Adicionalmente, en medio de este escenario, la población de personas mayores de 50 años, encuentra fuertes dificultades de inserción laboral, lo que es especialmente complejo cuando se trata de personas migrantes.

Considerando este contexto, Catnova y Pejucat, con la colaboración de otras organizaciones sin ánimo de lucro (donde se cuenta Provita Internacional), y con el patrocinio de la Fundación La Caixa, crean el proyecto "Pont Intercultural", dirigido a personas inmigrantes mayores de 65 años residentes en Barcelona, con el objeto de “Empoderar y mejorar la calidad de vida de colectivos en riesgo de exclusión social, en situación de desventaja por el desconocimiento de su nuevo lugar de residencia y su población, su edad y en una situación de precariedad económica y de extrema dificultad de acceso a la ocupación”.

Este proyecto tiene cinco ejes de acción, los cuales están dedicados a promover el conocimiento de su nuevo lugar de residencia y del idioma catalán, el envejecimiento activo con atención a los aspectos físicos, emocionales e intelectuales, el relacionamiento intergeneracional, la integración con personas mayores locales y la inclusión laboral.

Bajo esta óptica multidisciplinaria, se busca generar espacios de encuentro que faciliten la integración de las personas de edad a su nuevo hogar, haciendo las veces para la propia persona, de enlace o de “puente intercultural” entre Barcelona y su lugar previo de residencia.

De esta forma, el proyecto promueve el contacto directo con espacios naturales, culturales y sociales de la Ciudad de Barcelona, brindando oportunidades para la vivencia y generación de nuevas experiencias, a través de las cuales se pueden producir enlaces o relaciones más cercanas con espacios, costumbres, personas e inclusive novedosas visiones o maneras sobre cómo vivir en esta ciudad.

De la mano de Provita Internacional, uno de los aspectos de encuentro del "Pont Intercultural", es el acercamiento a la naturaleza y a la biodiversidad urbana de Barcelona. Diferentes estrategias de sensibilización y educación ambiental (caminatas de interpretación de la naturaleza, talleres y conferencias) serán una invitación a aproximarse al entorno natural de la ciudad, a conocer su diversidad biológica, esos otros seres vivos con quienes cohabitamos o compartimos esta ciudad, la cual es también es su hogar.

La biodiversidad urbana que alberga Barcelona representa una oportunidad a través de la cual se puede generar “la reconexión entre la gente y la naturaleza”, en una ciudad donde han sido reportadas 16 especies de mamíferos, más de 140 especies de aves, 8 de reptiles y 3 de anfibios.

Barcelona cuenta con una excelente red espacios para el contacto con la Naturaleza, como por ejemplo, los Parques Metropolitanos, Parques Naturales, Parques y Jardines de Barcelona, circuitos gimnásticos o deportivos, caminatas y gimnasias orientales, entre muchas otras opciones, que representan una oportunidad para el disfrute y aprovechamiento de las personas de edad.

Muchos estudios describen las ventajas que tiene sobre la salud humana estar en contacto con la naturaleza. Visitar o transitar cotidianamente jardines, parques, bosques y otro tipo de zonas arboladas urbanas, genera bienestar, es decir, hace que las personas sean saludables, proclives a ser solidarias, generosas y confiadas.

Es impostergable recordarnos que, como seres humanos, habitantes de espacios urbanos o rurales, somos parte de la naturaleza y por ende tenemos un vínculo indisoluble con ella. El aire que respiramos, el agua y el alimento que consumimos, el microbioma que habita en nuestro cuerpo, los espacios para nuestra recreación y esparcimiento, la estacionalidad del clima, la posibilidad de desarrollar un nuevo modelo de desarrollo que nos permita cohabitar en armonía, en una palabra, nuestra Salud, depende de la calidad de nuestra relación con los otros componentes de la Naturaleza. Este proyecto es una invitación a darnos cuenta de estas relaciones, a tratarnos mejor los unos a los otros y a cuidarnos, es decir, a cuidar la Naturaleza.


0 vistas