Buscar
  • Provita Intl

Ola de calor y cambio climático


Cualquiera persona que vive o visita Europa lo confirmara: el verano 2018 está ardiente. El aumento de la temperatura, los incendios en Grecia y otros países, así como las crecientes muertes por choques de calor nos llevan a buscar explicaciones a este fenómeno.

Según la Universidad de Oxford, las temperaturas sin precedentes vistas este verano en Europa son señal de lo que vendrá y son el resultado directo del cambio climático. Investigadores del Instituto de Cambio Ambiental (ECI) de la Facultad de Geografía y Medio Ambiente de la Universidad de Oxford, en colaboración con la Red Mundial de Atributos Climáticos (WWA), revelan que el cambio climático duplica la probabilidad de las olas de calor.

Estas conclusiones son reforzadas por un análisis preliminar recién publicado de la red World Weather Attribution. En dicho reporte se concluye que la intensa o incesante ola de calor que enfrenta el norte de Europa durante el verano de 2018 se hizo al menos 2 a 5 veces más probable en algunos lugares debido al cambio climático.

Por otra parte, un estudio reciente publicado en la revista “Plos Medicine”, y basado en datos de 412 ciudades de 20 países, concluye que la mortalidad por las olas de calor aumentará drásticamente en el futuro debido al cambio climático. Como parte de este estudio, el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) indica que las olas de calor futuras serán más frecuentes, más intensas y durarán mucho más por los efectos del cambio climático: “Si no podemos encontrar una manera de mitigar el cambio climático, de reducir los días de ola de calor, y ayudar a las personas a adaptarse a ellas, en el futuro habrá un incremento sustancial de fallecimientos relacionados con estos fenómenos, particularmente en los países más pobres, ubicados alrededor del ecuador”.

Hemos visto desaparecer glaciales, el derretimiento de los polos, la inclusión del oso polar en la lista de especies amenazadas, y aun no actuamos para frenar el cambio climático. Las grandes pérdidas económicas causadas por los incendios y el aumento de la mortalidad humana, quizás logren lo que no han logrado los científicos, conservacionistas y educadores ambientales, y es que todas las personas, los políticos y tomadores de decisión, acepten la realidad y actúen en consecuencia.


9 vistas